Rincones viajeros

A vueltas con la Plaza Vieja

Hace poco que volvimos de visitar la ciudad y tenemos frescas todas las imágenes que nos prestó Praga. Estrechas y serpenteantes calles salen del puente de Carlos, el más célebre de la ciudad y que nunca podrás fotografiar sin gente, para llevarnos hasta la amplia plaza de la Ciudad Vieja o Staromestské námestí, un lugar tan abarrotado de turistas como ineludible en la visita.

Una plaza animada y llena de restaurantes de street food que te ofrecen salchichas o codillo para llevar, y restaurantes donde comer un goulash caliente en pleno verano con una jarra de cerveza de litro.

Terrazas de la Plaza Vieja de Praga

Terrazas de la Plaza Vieja de Praga

Dentro de la plaza hay diferentes lugares que ver:

  1. Iglesia de Nuestra Señora en frente del Týn
  2. Iglesia de San Nicolás
  3. Torre del Ayuntamiento Viejo
  4. Reloj Astronómico
  5. Memorial de Juan Hus

1.  La iglesia de Nuestra Señora en frente del Týn fue construida en 1256 en estilo gótico tardío, aunque no se terminó del todo hasta 1511. Sin embargo, su estado actual viene de la reforma que se produjo tras los desperfectos causados por la caída de un rayo en 1679, de todas formas, la iglesia está siendo constantemente reformada, por lo que aún continúan las obras en algunas partes de su interior.

Para entrar debéis concertar cita previa, y se hace visita en grupo, en un horario martes – sábado de 10.00 a 13.00 y de 15.00 a 17.00; domingos 10.30 – 12.00.

La Iglesia de Nuestra Señora enfrente del Týn

La Iglesia de Nuestra Señora en frente del Týn

2.  Si la iglesia de Týn es muestra del gótico, la de San Nicolás es el mejor exponente de esta plaza del barroco que contrasta en tono blanco puro con el resto de edificios que han cogido un característico color negruzco. Impresionante en su interior y decorada de forma muy profusa, en busca de panorámicas, podemos subir a su torre (tras una larga escalinata).

Y es que se trata de una panorámica peculiar, ya que donde podríamos esperar una estancia vacía con un simple mirador, encontramos una sala acondicionada para vivir, con televisión, cortinas, etc. Todo esto deriva de la utilización de esta torre como centro de espionaje soviético, una visita indispensable para los amantes de las curiosidades, sin embargo, aún podemos ascender más en altura en esta plaza, como luego os contaremos…

La iglesia cierra a las 17:00 de marzo a octubre y a las 16:00 el resto del año, sin embargo, su torre puede ser visitada hasta más tarde, la entrada cuesta La entrada cuesta 70 Kč (2.72€), y con descuento 50 Kč (1.90€).

Iglesia de San Nicolás en Praga

Iglesia de San Nicolás en Praga

3.  Y es que la Torre del Ayuntamiento Viejo de Praga es nuestra visita recomendada de la plaza, un punto que alza nuestra vista por encima de toda Mala Straná nada menos que 70m. Lo bueno de esta torre es que está adaptada para personas con poca movilidad, porque cuenta con un amplio ascensor.

Una visita que merece mucho la pena, y que os recomendamos hacer al atardecer, donde podréis disfrutar de una luz fantástica para vislumbrar los colores rojizos de los tejados y que os dará una vista casi total de la ciudad.

La entrada cuesta 100 Kč (3.80€), y con descuento 50 Kč (1.90€) y en verano abren hasta las 9 de la noche.

Balcones de la Torre del Ayuntamiento Viejo de Praga

Balcones de la Torre del Ayuntamiento Viejo de Praga

4.  El famoso Reloj Astronómico es éso que todo el mundo ha venido a ver.  El que dicen es el reloj medieval más famoso de Europa recibe cientos de visitas cada día para verlo dar las horas en punto.

Se trata de un reloj complejo, que se solía construir en la época medieval y que a la vez que cumplía su función de reloj, daba información zodiacal, solar, lunar, y daban las horas de la antigua escala de tiempo de la región de Bohemia.

Cada hora en punto, unas marionetas que representan alegorías de la Vanidad, la Avaricia, la Muerte y la Lujuria aparecen de unos huecos. Como curiosidad decir que estas no son las originales, ya que fueron quemadas tras la capitulación de las tropas nazis en Praga. Las actuales fueron construidas por un famoso marionetista en torno a 1948, fecha en la que volvió a funcionar el reloj.

Reloj astronómico de Praga

Reloj astronómico de Praga

5.  Por último nombrar el gran y llamativo monumento que encontramos en pleno centro de la plaza, el Memorial a Juan Hus, una escultura que nos llama la atención por el escorzo que escenifican sus protagonistas y por el color verde con el que fue construida.

Juan Hus fue un predicador protestante que fue quemado vivo por orden del Vaticano al oponerse a la forma de la liturgia que entonces se imponía, como hacer la misa en latín en vez de usar el checo.

La obra, en estilo Art Nouveau fue realizada por Ladislav Šaloun conmemorando el 500º aniversario de la muerte del predicador y fue pagada sólo con donaciones públicas.

Plaza Vieja de Praga con el Memorial a Juan Hus en el centro

Plaza Vieja de Praga con el Memorial a Juan Hus en el centro

 

fotografías: Sandra Millán, Terri Butler

Comentarios sobre el relato de viaje
  1. Jose 22 agosto, 2018 Responder

    Bravo!!! Un post ameno de leer y útil para los viajeros.

    Praga es una de las ciudades más bellas que he podido visitar, sus calles adoquinadas y esbeltas torres enamoran nada más verlas.

    Muchos de los lugares que menciones pudimos recorrerlos gracias a una visita guiada que hicimos con los chicos de Ofertas en Praga (https://www.ofertasenpraga.com/tour/tour-gratis-praga/) en la que recorrimos el casco antiguo y conocimos su historia.
    Uno de los monumentos que más me gustó y que además mencionas fue la Catedral de San vito, las más grande de la República Checa. Además, en su interior yacen los restos de un emperador Español, una curiosidad que me sorprendió gratamente ¿Lo conocías?

    Gracias por el aporte. Saludos!!

Deja tu comentario

      Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

  • FourSquare de VacaZionaViajes
  • Viajes de VacaZionaViajes
  • Google + de VacaZionaViajes