Artículos de viaje

¿Qué ver en Praga?

Si estás pensando en viajar a Praga, capital de República Checa, uno de los destinos más visitados de Europa, no te puedes perder nuestro post de hoy.

Y es que hoy recorremos un sitio que forma parte de la ruta esencial del barrio judío de esta ciudad, el cementerio judío de Praga.

 Calificado como uno de los cementerios más bellos del mundo, es uno de los lugares históricos más importantes de todo el conjunto que forma el barrio judío. Para que os hagáis idea, la tumba más vieja data del 1439 y se sabe que pertenece al poeta Avigdor Karo.

Pasillo por el que se recorre el cementerio judío de Praga

 Este cementerio, que fue usado desde esa fecha hasta 1787 contiene nada menos que 12000 tumbas, y esto es debido a que durante todo ese tiempo, a todos los que profesaban la fe judía no se les permitía enterrar a sus familiares en ese lugar, y además, su religión les prohíbe eliminar tumbas antiguas. Esto provoca que aunque se han contabilizado esas 12000 que os hemos contado, se sabe a ciencia cierta que el número de enterrados es mucho mayor, colocados en forma de.

A esto se une que la superficie de este cementerio es muy reducida, lo que hace que sea muy curioso ver como lápidas de muy diversas épocas están juntas, hundidas y movidas.

Detalle de una de las tumbas del cementerio judío de Praga

 La entrada a este cementerio forma parte de algunos de los pack de entradas que se encuentran en las taquillas de todos los monumentos que forman parte del conjunto histórico judío de la ciudad de Praga (ninguna de las visitas a sinagogas o el cementerio son gratis).

No dejéis de documentaros sobre esta ciudad para elegir los lugares que queréis visitar del barrio judío o Josefov; como la Sinagoga Española, la Sinagoga de Maisel o la de Pinkas y poder decidir qué pack comprar, ya que así podréis ahorrar unos cuantos euros en estas visitas.

Por último, y como siempre, os aconsejamos sobre el mejor momento para visitar este lugar, dado que el cementerio se encuentra al aire libre, lo ideal es visitarlo en primavera, ya que el calor es enemigo de este tipo de visitas, al igual que el frío, pero quién se puede resistir a tomar fotografías como esta…

Cementerio judío de Praga en invierno

Fuentes: Alfred Weidinger, Sharp&Keen, Jeff Rambles.

Comentarios sobre el relato de viaje
  1. Vamosdecrucero.com 1 octubre, 2014 Responder

    Uno de los mejores momentos para visitar Praga es el mes de diciembre, durante la Navidad. No hay nada mejor que contemplar las luces y las decoraciones relacionadas con la Navidad en todas las calles de la ciudad de Praga.

Deja tu comentario

      Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

  • FourSquare de VacaZionaViajes
  • Viajes de VacaZionaViajes
  • Google + de VacaZionaViajes