Artículos de viaje

Guía de Petra: Qué ver en el reino Nabateo

Fachada de Petra

Fachada de Petra

La ciudad rosa de Petra es lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en viajar a Jordania: una monumental ciudad de piedra esculpida entre sus acantilados. Lo más increíble es que, para su construcción, no fue necesario llevar esas piedras, sino que ya estaban ahí, el reino nabateo, responsables de crear tal belleza, se limitaron a excavar la roca del valle y a esculpir algunas de sus edificaciones hasta crear El Tesoro (Jazné), el icono de Petra y de su país. El resultado final fue un laberinto de monumentos escondidos entre acantilados que sirvieron como ruta secreta a los mercaderes que llevaban incienso, especias y otros materiales en sus caravanas. Un secreto que estuvo oculto a occidente durante muchísimos años, ya que no fue hasta 1812 cuando el suizo Jean-Louis Burckhardt logra dar con este mágico lugar y redescubre lo que hoy en día es uno de los destinos más turísticos de los Países árabes.

El descubrimiento por parte de Burckhardt no fue sencillo, ya que por aquel entonces Petra estaba muy protegida para evitar que fuera conquistada. Sus conocimientos de árabe, su falsa identidad como el jeque Ibrahim ibn Abdallah y el hecho de pertenecer a la Asociación para la Promoción del Descubrimiento de las Partes Interiores de África, aunque ésta sólo fuera una tapadera, fueron las herramientas que le llevaron hasta el corazón de Petra. Sus escritos posteriores a su muerte, que ni siquiera iban acompañados de dibujos dado que para no ser descubierto tenía que hacerse pasar como un habitante más, fueron suficientes para picar la curiosidad de otros aventureros que en seguida se lanzaron a su redescubrimiento.

Las primeras imágenes de Petra llegaron de la mano del pintor escocés David Roberts, quien no dudó en recrear todo lo que había visto a través de su pincel y sus acuarelas. Años después, el turismo occidental hacia Jordania se volvió imparable. Tanto que, actualmente, Petra es uno de los destinos predilectos. Allí, además de revivir la historia de la ciudad mientras damos un paseo a través de sus acantilados, donde se pueden ver los acueductos excavados en las rocas, sistema creado por los nabateos para canalizar el agua, podemos disfrutar de monumentos como:

Siq, camino que lleva a Petra

Siq, camino que lleva a Petra

- El Tesoro de Petra: Como os hemos comentado anteriormente, este monumental edificio es el icono de Petra y de Jordania. Para acceder hasta él hay que recorrer un kilómetro y medio a través del desfiladero, el Siq,  y nos lo encontraremos de frente. Aunque por su nombre intuimos que su interior podría haber estado lleno de piedras preciosas u otras fortunas de la época, lo cierto es que se desconoce cuál era su uso en la antigüedad. De lo que sí hay constancia es que el nombre se lo otorgaron los beduinos, quienes lo saquearon imaginándose que en él había tesoros faraónicos escondidos de los piratas. Sin embargo, su fachada en sí, esculpida sobre la roca y con unas dimensiones de 40 metros de largo y 28 de alto ya es en sí un auténtico tesoro para quienes lo visitan.

Teatro de Petra

Teatro de Petra

- El teatro de Petra: Una de las grandes construcciones de los nabateos es su teatro, con una capacidad de 3.000 personas que los romanos ampliaron a más de 8.000. Éste tenía aspecto de esta segunda civilización, aunque su peculiaridad jordana es que también estaba tallado sobre la piedra.

Iglesia bizantina: Es una de las muchas iglesias con las que podemos toparnos en Petra. Esta es una de las más importantes, que fue decorada con mosaico y que, igual que las demás, en su interior se encontró mármol y granito. Está localizada en la calle de Las Columnas.

Qasr al-Bint Faroun: Es uno de los principales santuarios de Petra. Fue creado con arenisca revestidos de estuco y pintados. También fue levantado sobre un altar. Actualmente es uno de los que está en peor estado, aunque podemos imaginarnos su grandiosidad del pasado.

Petra iluminada por la noche

Petra iluminada por la noche

- Petra de noche: Seguro que también habréis visto cientos de imágenes de Petra iluminada. Pues bien, es una de nuestras principales recomendaciones: espectáculos de música y luces por el Siq  y el Qasr al-Bint Faroun, la calle principal de Petra hasta llegar a El Tesoro.

Por los diferentes caminos de Petra también nos encontraremos con algunas antiguas tumbas, mayoritariamente romanas. Esto se debe a que la parte escondida de la ciudad estaba reservada para edificios religiosos y funerarios y, en la parte más llana es donde residían sus habitantes. Desde luego, si tienes pensado viajar a Jordania, Petra es sin duda, una de las excursiones imprescindibles del recorrido.

Mapa de ubicación

Comentarios sobre el relato de viaje
  1. Manuela Prats Gargallo 10 abril, 2014 Responder

    es realmente extraordinaria

Deja tu comentario

      Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

  • FourSquare de VacaZionaViajes
  • Viajes de VacaZionaViajes
  • Google + de VacaZionaViajes