Artículos de viaje

Pink Floyd, un coche que sale de la pared y un beso

A pesar de haber pasado 20 años, si hay algo que viene al inconsciente colectivo cuando se habla de Berlín, es el Muro. Un Muro que separaba la ciudad, sus habitantes y su forma de vivir en dos, y que aún hoy influencia en el desarrollo y expansión de la ciudad.

Coche saliendo de la pared en la East Side Gallery

Coche saliendo de la pared en la East Side Gallery

Para recordar siempre lo ocurrido, tras la retirada del Muro, paseando a lo largo y ancho de todo Berlín podréis ver que se decidió dejar marcas en el suelo que señalan en plena calzada el recorrido exacto de aquella frontera.

Y aunque al pensar en el Muro actualmente nos viene a la cabeza la East Side Gallery, este no es el muro original ni su posición. El Muro auténtico se conserva a pocos metros del Checkpoint Charlie, y por supuesto, no tenía pinturas ni tan bonitas y tan elaboradas. Es allí donde una exposición nos cuenta toda la historia sobre el muro y donde está expresamente prohibido (y multado) ésa terrible costumbre de algunos turistas de llevarse pedacitos del Muro original.

Atardecer en la East Side Gallery, Berlín.

Atardecer en la East Side Gallery, Berlín.

Algo lejos de allí, en el distrito de Friedrichshain-Kreuzberg del que ya os hablamos, y paralelo al río Spree, se encuentra un trozo del Muro que fue trasladado exprofeso para ser lo que es ahora. Con la alegría del fin de la Guerra Fría se decidió que diferentes artistas pintasen murales conmemorando la libertad por fin conseguida y las sensaciones que les produjo la caída del Muro.

East Side Gallery

East Side Gallery

Años más tarde, por supuesto, todas las pinturas estaban dañadas por el “vandalismo” de los transeúntes, que al igual que hoy, pintaron encima de los murales. En el proceso de restauración, algunos de los artistas se negaron a repetir sus obras, y otros sustituyeron las más dañadas, pero como hemos dicho, a día de hoy se siguen pintando estas nuevas.

El famoso beso de la East Side Gallery, en Berlín

El famoso beso de la East Side Gallery, en Berlín

Mítica es la del “Beso de hermanamiento” o “Bruderkuss” entre Leonid Brezhnev y Erich Honecker por el aniversario de la República Democrática Alemana en 1979. Pintura que ironiza con una costumbre extendida en Rusia y otros países que se saludan con besos en la boca, y que a pesar de lo que piensa todo el mundo, no tiene ninguna connotación homosexual.

Pink Floyd en la East Side Gallery de Berlín

Pink Floyd en la East Side Gallery de Berlín

Durante los 1.km kilómetros que se extiende la East Side Gallery podremos disfrutar de murales incluso con ilustraciones del grupo Pink Floyd, y para descansar del paseo, tras el Muro encontraremos diversas terrazas de gran tamaño (para presupuestos ajustados en su mayoría), que además intentan imitar la playa aprovechando su cercanía al río, por lo que su suelo está hecho de arena.

Clubs como el Yaam que abren hasta entrada la noche y disponen de zonas para cenar, tomar una cerveza o una copa, viendo el atardecer en esta ciudad.

Fotos: Gynt S , Sandra Millán

Mapa de ubicación

Deja tu comentario

      Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

  • FourSquare de VacaZionaViajes
  • Viajes de VacaZionaViajes
  • Google + de VacaZionaViajes