Artículos de viaje

Kreuzberg, de barrio turco a barrio de moda

| Tras elevarnos 47 metros sobre el cielo de Berlín en nuestro anterior post, que puedes leer aquí, seguimos con nuestros relatos sobre esta ciudad |

Graffiti en Kreuzberg, Berlín

Graffiti en Kreuzberg, Berlín

Cuando viajas a Berlín te das cuenta de una contrariedad, ya que a pesar de ser la capital alemana, puede que te encuentres en el lugar menos “alemán” de Alemania. Calles que no son precisamente pulcras, restaurantes de todas las partes del mundo excepto de Alemania y pocos alemanes.

El barrio de Kreuzberg, eminentemente joven

El barrio de Kreuzberg, eminentemente joven

Y es que es el contraste el que hace que Berlín sea una de las capitales europeas más visitadas. Una ciudad joven, que se renueva constantemente, tiene que tener un “barrio de moda”, el cual lo será durante un tiempo, hasta que alguien o algo, sin que se sepa el porqué, decida que ya no está de moda. Igual que Madrid tiene su Malasaña, Berlín desde hace años viene teniendo su Kreuzberg.

Las típicas casas en Kreuzberg que ahora son una propiedad muy cotizada

Las típicas casas en Kreuzberg que ahora son una propiedad muy cotizada

Antes conocido como “Pequeño Estambul”, es curiosamente un barrio habitado en sus principios por inmigrantes turcos. Poco a poco, y en los últimos años, los más jóvenes se han trasladado a este barrio, que ha acabado teniendo la mayor densidad de terracitas, minirestaurantes y tiendas de moda “alternativa” de Berlín.

Graffiti en el lateral de una casa en Kreuzberg, Berlín

Graffiti en el lateral de una casa en Kreuzberg, Berlín

Cómo no, un barrio a la moda tiene que estar lleno de lo que ahora llaman “street art”, y de eso no le falta precisamente a Kreuzberg, ya que paseando por sus calles encontraremos cientos de imágenes en los muros de las casas que son respetadas como obras de arte.

Otro de los atractivos de este barrio es su gastronomía; y es que en este barrio, además del omnipresente currywurst, se concentra todo tipo de comida del mundo. Ahora mismo parece que la cocina vietnamita está en alza, también encontramos comida africana, japonesa o italiana, aunque lo que realmente abunda en este barrio son los restaurantes turcos y los puestos callejeros de noodles (fideos chinos) que compiten por los turistas con precios a la baja, menores que los de España, encontrando raciones entre los 2.5€ y 3.5€.

Con esta variedad podríamos pensar que los locales se concentrarán en algún restaurante de la zona, pero eso está más reservado al invierno, ya que en verano, el verdadero epicentro es la calle, y más concretamente los parques, que se ven abarrotados de conciertos gratuitos y picnics improvisados.

Parque Görlitzer, en Berlín

Parque Görlitzer, en Berlín

Uno de los sitios más populares es el parque Görlitzer. Una interminable explanada (rodeada también de terrazas) donde los más “hipsters” del barrio disfrutan de las cervezas frías y (muy) baratas que venden los comercios circundantes. Debido al filón, muchos habitantes de la zona se han lanzado a cocinar empanadas o bocadillos en su propia casa y pasear entre la gente vendiendo sus productos.

Otros lugares que visitar, ya que hablamos de un barrio grande, realmente llamado Friedrichshain-Kreuzberg, son el Museo Judío (Judisches Museum) y el archiconocido Checkpoint Charlie, que ha perdido en cierta manera su encanto con los guardias “disfrazados” de soldados con los que por un módico precio puedes hacerte una foto.

fotografías: Sandra Millán

Mapa de ubicación

Deja tu comentario

      Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

  • FourSquare de VacaZionaViajes
  • Viajes de VacaZionaViajes
  • Google + de VacaZionaViajes