Artículos de viaje

Guía de Angkow Wat

Todo país tiene su propia insignia, en Camboya ésta es Angkor Wat. Grabado incluso en su bandera nacional, este templo es el más grande del asentamiento Angkor, además de ser uno de los monumentos religiosos más importantes del mundo. Es impensable viajar a Camboya y no hacer una visita a Angkor, aunque esa sea la razón por la que será bastante complicado tener una imagen como las de las fotos, con las que hay que tener mucha paciencia para que no se cuele en ellas ningún turista. Porque sí, lamentablemente todo el asentamiento está bastante masificado. No obstante, Angkor no decepciona a nadie, y mucho menos al amanecer (¡precioso!).

Templo de Angkor Wat en una panorámica

Templo de Angkor Wat en una panorámica

El principal encanto de Angkor es su fusión con la naturaleza. Los árboles parecen abrazar los templos como si quisieran levantarlos. Esto se debe a que el asentamiento estuvo abandonado durante muchos años, después de las invasiones mongolas y siamesas hacia el imperio jemer, responsable de su construcción entre los siglos IX y XV. Angkor era la capital de su imperio, un recinto en cuyos muros llegaron a vivir unas 20.000 personas y cuyo palacio principal, sede política y religiosa, no era otra que Angkor Wat (“templo de la capital” traducido del sánscrito y jemer). Éste estaba dedicado a Visnú, el dios  creador, preservador y el destructor del universo en la religión hinduista.

Árbol cubriendo una parte del uno de los Templos de Angkor

Árbol cubriendo una parte del uno de los Templos de Angkor

El templo fue levantado junto a la ciudad sagrada de Yashodharapura, ya que según cuenta la leyenda el emperador que ordenó su construcción, Suryavarman II, buscaba un lugar que fuera bendecido por los dioses. Para ello soltó un buey en el campo y, cuando éste se tumbó, el emperador escogió la misma ubicación. Aunque, como hemos mencionado anteriormente, Angkor era un recinto de templos hinduistas, las invasiones posteriores hicieron que durante muchos años residieran en él los monjes budistas, quienes remodelaron Angkor Wat convirtiéndolo al budismo Theravāda y se quedaron allí durante muchos años tras su abandono hasta ser redescubiertos por occidente.

Aunque Angkor Wat es el más popular, allí existen otros templos igual de extraordinarios: Ta Prohm, Banteay Srei, Baksei Chamkrong o la ciudadela amurallada de Angkor Thom, construida después de que Angkor fuera destruida por los Chams. Uno de lo más bonitos, no obstante, es el templo de Banteay Srei, el único construido por mujeres (siglo X) y dedicado al dios hindú Shivá.

Angkor Wat

Angkor Wat

Para ver bien Angkor es recomendable prestarle al menos un par de días de atención, ya que es bastante extenso. Si por el contrario dispones de poco tiempo, gracias a que por el recinto hay alquileres de tuk-tuk y bicicletas se puede condensar todo en un día. Eso sí, lo mejor es llegar temprano, antes de las 6.00 a.m (sí, madrugón), ya que más tarde comienza a llenarse de turistas y es más complicado tomar fotos. Además, ver el amanecer desde allí es impresionante. El recinto tiene todo lo necesario para pasar en él el día entero, ya que cuenta con puestos ambulantes y de comida. Lo cierto es que los precios son bastante más caros que los de sus exteriores.

Fotografías:

http://es.wikipedia.org

http://www.lavanguardia.com

http://commons.wikimedia.org

Mapa de ubicación

Comentarios sobre el relato de viaje
  1. Jesus 26 junio, 2014 Responder

    Angkor es un sitio mágico como pocos hay en el mundo. Simplemente espectacular

Deja tu comentario

      Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

  • FourSquare de VacaZionaViajes
  • Viajes de VacaZionaViajes
  • Google + de VacaZionaViajes