Artículos de viaje

Manu, biodiversidad extrema

Mapa de ubicación del Parque Nacional del Manu

Mapa de ubicación del Parque Nacional del Manu

 

Su territorio es una de las zonas de protección biológica más grande del planeta. Codiciado en el pasado por los caucheros y venerado por los indígenas que pueblan sus límites, el Parque nacional de Manu es un enorme laboratorio natural para los investigadores, y el paraíso para quienes buscan descifrar la gran incógnita de la selva.

 

Vista aérea Parque Nacional del Manu

Vista aérea Parque Nacional del Manu

 

Visitar el Manu es encontrarse con la vida en su estado más puro. Vida que fluye, que pulsa hacia el exterior sin obstáculos y es visible en cada árbol, en los ríos, en las hojas, y en sus habitantes. El Manu fue establecido como Parque Nacional en 1973, y cubre un total de 1.881.200 Ha. ubicadas entre los departamentos de Madre de Dios y Cusco, que aseguran la protección de zonas tan diversas como la puna, a más de 4.000 msnm, el bosque húmedo, y los llanos amazónicos. El Parque está dividido en tres áreas: una Zona Núcleo, que es un territorio intangible; una Zona Reservada o de amortiguación, que sirve para realizar actividades turísticas controladas y es la sede de todas las investigaciones; y una Zona Cultural, que son tierras públicas, donde hay población humana estable.

 

Imán de Aventureros

Las primeras noticias sobre la existencia de la región se deben al Inca Túpac Yupanqui, en el siglo XV, quien en su persecución a los antisuyos descubrió el río Madre de Dios y lo bautizó como Amaru mayo o “río serpiente”. Durante la colonia, fueron cientos los exploradores que se aventuraron por los ríos de Madre de Dios en busca de El Paititi, la ciudad de oro de los incas. El primer hombre blanco en aventurarse fue Pedro de Candia, uno de los Trece del Gallo, quien en 1538 se internó en la selva donde perecieron casi todos los que le acompañaban. Años después, en 1894, un personaje y una aventura marcarían el destino de la región. El hombre fue Carlos Fermín Fitzcarrald y su aventura, el caucho.

En la última década del siglo XIX, la fiebre del caucho había llevado a un puñado de hombres a tentar fortuna en las inmensas selvas de Bolivia, Brasil y Perú. Uno de ellos fue Fitzcarrald, a quien le llamaban “el señor feudal del Ucayali”. En búsqueda de nuevas regiones para extraer el caucho, pero sobre todo guiado por su ambición desmedida, este hombre -mezcla de aventurero y empresario- descubrió el istmo que une las cuencas de los ríos Ucayali y Madre de Dios, y que hoy permite la comunicación entre el Cusco y toda la región selvática. En su aventura, Fitzcarrald mandó a construir un barco, el Contamana, el cual desarmó para poder atravesar el istmo que separaba las cuencas, para rearmarlo en el río Cashpajali, afluente del río Manu, en una descomunal aventura que le tardó dos meses a lo largo de sólo 10 km.

 

Todos los Reinos

Por la amplia variedad de ecosistemas que protege, el Manu posee hasta 2.000 especies de flora, desde pajonales altoandinos y los queñuales, a más de 4.000 msnm, hasta los inmensos bosques de la llanura amazónica, donde crecen especies forestale casi desaparecidas por la actividad extractiva como el cedro, la caoba y el tornillo. En los pisos intermedios, entre los 2.800 y 1.600 msnm, el bosque de neblina nos ofrece todo el encanto de las orquídeas, helechos y begonias gigantes y más abajo hasta el borde de los 800 msnm, se abre el bosque subtropical  lleno de plantas y árboles de importancia para la farmacología y la alimentación humana.

 

Tití emperador o tamarino bigotudo en Manu

Tití emperador o tamarino bigotudo en Manu

 

La fauna del Manu es una de las mejor estudiadas del mundo. Allí se desarrollan un millar de especies de aves, cinco de felinos, trece de primates, y cerca de un centenar de murciélagos, además de un número indeterminado de peces e insectos. Es el hogar del oso andino (Tremarctos ornatus), la taruca (Hippocamelus antinensis), el lagarto negro (Melanosuchus niger) y el lobo de río (Pteronura brasilensis), todas ellas en peligro de extinción, pero con un número considerable dentro del parque.

 

Fauna en Parque Nacional del Manu

Fauna en Parque Nacional del Manu

 

Para el viajero, el espectáculo de los lobos de río jugando despreocupadamente, avistar a un escurridizo jaguar entre los árboles, o ver a los grandes caimanes calentarse en la orilla de los ríos es una experiencia inolvidable, un contacto único para disfrutar de uno de los pocos territorios del planeta libres de la contaminación y la actividad humana. Otro de los atractivos que le esperan son las collpas de los guacamayos, acantilados donde, al amanecer, acuden cientos de estas coloridas aves para comer la arcilla que les permite balancear su dieta de minerales y limpiar su organismo de toxinas.

 

Fauna en Parque Nacional del Manu

Fauna en Parque Nacional del Manu

 

Hijos del Bosque

En el Manu habitan diversas etnias indígenas que se distribuyen por toda la región. Entre ellas destacan los machiguengas, los yoras o yaminahuas, los mashcopiros y los amahuacas. Muchas de estas tribus no tienen contacto con otros hombres, pero al igual que todos los habitantes del bosque, lo conocen bien y lo protegen. Estos hombres son poseedores de un conocimiento muy profundo del bosque, de sus recursos y posibilidades que han recogido durante milenios a través de sus tradiciones, ellos son libres de transitar por el parque y extraer sus recursos mientras no alteren el ecosistema.

Muchas de estas etnias fueron casi exterminadas durante la época del caucho, que además amenazó con destruir el bosque entero, sin embargo, su densidad poblacional se ha estabilizado con el paso del tiempo. Algunos, como los machiguengas, brindan servicios turísticos que le permiten al viajero conocer de cerca la forma de vida de estas gentes y aprender una forma distinta de acercarse al bosque y a sus habitantes.

 

Texto: Walter Wust, Viajes Pacífico
Fotografías: Visitmanu.com, SERNANP Perú, Javiera Tapia Veoverde.com, iorise.com

Deja tu comentario

      Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

  • FourSquare de VacaZionaViajes
  • Viajes de VacaZionaViajes
  • Google + de VacaZionaViajes